fbpx

La Prevención

Nuevas Pautas Para la Prevención de las Alergias Alimentarias

Con base en una nueva investigación histórica sobre la prevención de las alergias alimentarias, muchas organizaciones de salud importantes de todo el mundo han publicado nuevas pautas que recomiendan la introducción temprana y sostenida de alérgenos para prevenir las alergias alimentarias graves en los bebés.

Con varias pautas de varias organizaciones de salud, aquí hay un resumen rápido y un cuadro con lo que los padres deben saber:

  • Se recomienda iniciar la introducción de alérgenos a partir de los 4 meses de edad.
  • Una vez no es suficiente: tienes que mantener la exposición y alimentar a tu bebé con alérgenos con regularidad.
  • Aunque se recomiendan varios alérgenos, el maní y el huevo son los más recomendados.

Ensayos de Investigaciónes Clínica Emblemáticos

Aprender Temprano Sobre la Alergia al Maní (LEAP)

Resultados clave: Una reducción del 81% de la alergia al maní en bebés de alto riesgo que consumieron la cantidad de proteína de maní por semana recomendada por el estudio, durante el período de tiempo sugerido. La fuente de maní preferida era Bamba, un bocadillo fabricado a partir de mantequilla de maní y maíz inflado. Se proporcionó mantequilla de maní suave a los bebés a los que no les gustaba Bamba.

Conclusiones: LEAP estableció que la introducción sostenida del maní a partir de los primeros 11 meses fue muy eficaz para prevenir el desarrollo de la alergia al maní. Un estudio de seguimiento (LEAP-ON) demostró más tarde que los mismos bebés permanecían libres de alergias hasta el cuarto año de evitar el maní.

Indagando Sobre la Tolerancia (EAT)

Resultados clave: una reducción del 67% en la prevalencia de alergia alimentaria general, una reducción del 100% en la alergia al maní y una reducción del 75% en la alergia al huevo en el grupo de introducción temprana.

Conclusiones: La introducción temprana de alimentos alergénicos a partir de los 3 meses en comparación con el inicio después de los 6 meses fue segura y demostró una reducción significativa en la prevalencia de alergias alimentarias, lo que sugiere que hay más beneficios de introducir alérgenos antes que después y tan pronto como a los 3 meses. Uno de los hallazgos clave del estudio estableció que la introducción temprana de alérgenos no tuvo un impacto negativo en las prácticas de lactancia. Sin embargo, los participantes del estudio solo pudieron lograr un 50% de cumplimiento del protocolo, lo que indica que la introducción temprana y sostenida era difícil de lograr a una edad tan temprana.

Prevención de la Alergia al Huevo con una Ingesta de Pequeñas Cantidades (PETIT)

Resultados clave: Una reducción del 79% en la prevalencia de la alergia al huevo entre los bebés con eccema que consumieron la cantidad de proteína de huevo cocida por semana que recomendó el estudio.

Conclusiones: La introducción gradual del huevo previene de forma segura y eficaz el desarrollo de alergias al huevo en los niños.

Retrasar la introducción del huevo puede en realidad
aumentar la incidencia de alergias alimentarias.


5 Reglas Importantes Para la Introducción Temprana de Los Alérgenos Para Prevenir 4 de Cada 5 Alergias Alimentarias:

Comenzar Temprano:
Los estudios recomiendan comenzar a partir de los 4 a 6 meses de edad para alinearse con una ventana inmunitaria crítica, lo que le brinda a su bebé la mejor oportunidad de desarrollar una respuesta positiva a los nuevos alimentos.
Introduzca un Alimento a la Vez:
Siguiendo las pautas pediátricas, solo introduzca los alimentos alergénicos de uno en uno cada pocos días, para determinar cómo está reaccionando el bebé a cada nuevo alimento. Ready, Set, Food! introduce un alimento nuevo a la vez, de acuerdo con estas pautas.
Comience Con Una Dosis Baja, Y Luego Aumente Gradualmente La Dosis:
El estudio PETIT y los principales pediatras recomiendan esta dosificación, ya que maximiza la seguridad y la eficacia. Ready, Set, Food! se alinea con esta guía, ya que comienza con una dosis baja y aumenta gradualmente hasta la dosis completa.
Continúe Varias Veces a La Semana Durante Varios Meses:
Los ensayos clínicos expusieron a los bebés a alimentos alergénicos de 2 a 7 veces por semana durante 3 a 6 meses o más. Las familias que no pudieron mantener esta alimentación frecuente no vieron ningún beneficio de la prevención de alergias alimentarias.
Siga Adelante, a Pesar de las Dificultades:
Muchos bebés de 4 a 6 meses no están listos para comer alimentos sólidos con regularidad y pueden ser quisquillosos para comer. A pesar de estas dificultades, la introducción continua de alérgenos es crucial. Para una inmunidad duradera, la investigación muestra que «educar» el sistema inmunológico de un bebé a lo largo del tiempo es vital para crear tolerancia.

Más Información

Los Mejores Recursos Para Usted

¿Cómo se presenta una reacción alérgica?

¿Cuáles son los alérgenos más comunes que afectan a los niños?

¿Cuál es el riesgo de que mi bebé desarrolle una alergia a los alimentos?

¿Cómo puedo prevenir las alergias alimentarias antes de que comiencen?